¡Resiste!

foto: gestion.pe

La Política y la “Informalidad”

Propuestas de formalización en la segunda vuelta

"La política está llamada a renovar sus canales y códigos de comunicación con la sociedad, pues es ella la que lleva sus aciertos o vicios a la gestión pública. Por ello, resulta necesario un nuevo pacto y acuerdo con la micro, pequeña y mediana empresa, en la que se le trate de manera más humanizada y colocándose en los zapatos de ellos, y no me refiero sólo a brindarles capacitaciones, desde los partidos políticos (que es sumamente valioso), sino por cambiar actitudes, como dejar de llamarlos “informales”, pues no hay nada más antipático que te recuerden todos los días, y en todo momento que estás en falta, cuando la culpa no es sólo de un lado, sino de todos."

@yturbe_

Publicado: 2016-05-10


Los principales voceros, o de los mismos candidatos de la segunda vuelta han expuesto sus programas para combatir la informalidad. Por un lado, el equipo de Peruanos por el Kambio (PPK), señala que un “borrón y cuenta nueva” es la mejor solución. Por su parte, el Equipo de Fuerza Popular (FP), sostiene que la medida de PPK sólo sería una medida asimétrica con respectos quienes si cumplen con sus obligaciones tributarias y administrativas, y más bien significaría un desincentivo para cumplir con ella. Como contra parte proponen un plan de pagos tributarios, con facilidades, pero que al final se cumpla con el compromiso con el estado, tributar (Informe de René Gastelumendi en Cuarto Poder del domingo 8 de mayo del 2016).

“El informal” no lo es por mera generación espontánea, ni por qué le vino en gana serlo, existe una predisposición hacia el estado. Primero, lo percibe como un intruso, el cual llega a quitarle parte de sus ganancia, o le señala como debe conducir su negocio que tanto esfuerzo le costó levantar. Segundo, bajo la experiencia de sus homólogos que han pasado por el proceso de “formalización”, sólo han podido observar una molestía por parte de éste que tuvo que pasar por esas horcas caudinas (colas, papeleos, barreras burocráticas, maltratos, más colas...). Y Tercero, una vez “formalizados”, cambió algo? Pues NO! Por qué sigue teniendo un estado alejado de sus principales necesidades (Infraestructura vial, Seguridad Ciudadana, Promoción de créditos con intereses bajos, más burocracia para sostener ese estatus de “formal”, etc.). Y lo que es peor, al formar parte de ese selecto club de negocios reconocidos y reconocibles por la ley, tienes encima a la Sunat, Ministerio del Trabajo y Promoción del Empleo (vía Sunafil), La Municipalidad, Defensa Civil, etc, que se les prende sin piedad, y está esperando el mínimo error para sancionarla. Cuarto, la barrera también se levanta por la cultura del “free rider” o “polizonte”, el cual consiste en que pase lo que pase, existirán algunos servicios públicos, al margen de que si se reconduzcan al camino de la “formalidad”. Por ejemplo, acaso se apaga el foco de un poste, por qué algún vecino de la cuadra deja pagar su recibo? Pues NO! Acaso dejan de mandar al sereno o al policía (al margen de la calidad del servicio), a realizar la ronda, por qué algún vecino dejo de pagar sus arbitrios, pues NO!

Ergo, lo que no existen son incentivos, desde las políticas públicas, para que el pequeño o micro empresario acceda a esa mentada “formalidad”, mientras que el ingreso sea percibido como un circuito lleno de trampas y animales feroces. Y una vez arreglado a ley, signifique un “dormir con el enemigo”, no podrá cumplir con el principio de colaboración o solidaridad con el estado, el cual consiste en el que mediante el cumplimiento de las obligaciones administrativas y tributarias, se aporta a la formalización del empleo. Un reciente informe de la Sunat y el Instituto Nacional de Estadística e Informática, señala que existe casi un 40% de informalidad laboral, el cual se encuentra desamparado de la defensa de sus derechos laborales.

Por ello, es imperativo contar con un estado más ágil, dónde hacer realidad el sueño del negocio “formal” sea algo sencillo, que se consiga en pocos días, con una ventanilla única donde se centralice las solicitudes de inscripción en Registros Públicos, licencias municipales, Defensa Civil, e inscripción del negocio como MyPE, de manera presencial o virtual. Es decir, un estado menos antipático.

La política está llamada a renovar sus canales y códigos de comunicación con la sociedad, pues es ella la que lleva sus aciertos o vicios a la gestión pública. Por ello, resulta necesario un nuevo pacto y acuerdo con la micro, pequeña y mediana empresa, en la que se le trate de manera más humanizada y colocándose en los zapatos de ellos, y no me refiero sólo a brindarles capacitaciones, desde los partidos políticos (que es sumamente valioso), sino por cambiar actitudes, como dejar de llamarlos “informales”, pues no hay nada más antipático que te recuerden todos los días, y en todo momento que estás en falta, cuando la culpa no es sólo de un lado, sino de todos.


Escrito por

Ricardo Yturbe

#Política #Tributario #Municipal #Laboral #DefensaAlConsumidorYUsuarios #COmDig Twitter: @yturbe_ Instagram: @ryturbe Vine: Ricardo YTurbe


Publicado en

#PolíticamenteIncorrecto

Lo que menos te guste, es posible que lo encuentres acá.