¡Resiste!

Foto: forosperu.net

Universidad y Política

A propósito del debate y re debate de la Ley Universitaria

"Lo repugnante es la incoherencia de algunos promotores de estas universidades. Por un lado, prohíben hacer política a los estudiantes, so pena de sanciones, y por otro lado, usan de manera descarada a los estudiantes para que firmen planillones de inscripción de candidaturas, afiliación a partidos políticos, y el uso de las instalaciones de la casa de estudios, que finalmente se sostiene y crece con el dinero de quienes pagan por ser formados para el mercado laboral, y no para saciar los apetitos megalómanos de un individuo."

@yturbe_

Publicado: 2015-11-30

Durante mi época universitaria tuve la oportunidad de hacer política, desde la lucha por la defensa de la  democracia, hasta la dirigencia estudiantil. En la Universidad aprendí sobre lo importante que es un  sistema de partidos políticos para el sostenimiento de la institucionalidad democrática. 

Por supuesto, y que duda cabe, que existían divergencias entre los miembros de la comunidad universitaria. Nunca olvidaré mis discusiones y debates con el entonces Rector de la.PUCP, Salomón Lerner Febres, en las sesiones de la Asamblea Universitaria. Pero es parte del ejercicio y formación política, por qué así como en la Universidad discutíamos de la calidad de la enseñanza y las pensiones, afuera se discutirá de inclusión social y política económica. Y es que el mismo término de "universidad" implica la constante discusión en aras de conseguir un mundo mejor. 

En la década de los noventas, el régimen fujimorista implementó políticas de estado que condujeron a la despolitización de las aulas universitarias, so pretexto de la lucha antiterrorista (cuando la lucha siempre debió ser política, tamaña incongruencia). En el.año 1996, se promulga el Decreto Legislstivo 882 "Ley de Promoción de la Inversión en la Educación". Una norma que mercantilizó la educación, en dónde lo primordial ya no era la la formación integral de un futuro profesional, sino el negocio por el negocio. 

Pero no hay nada de malo que un privado invierta en la educación universitaria, siempre que se cuiden de impartir valores humanistas sólidos. Tampoco hay nada de malo que el dueño de una universidad particular partícipe en política. Lo repugnante es la incoherencia de algunos promotores de estas universidades. Por un lado, prohíben hacer política a los estudiantes, so pena de sanciones, y por otro lado, usan de manera descarada a los estudiantes para que firmen planillones de inscripción de candidaturas, afiliación a partidos políticos, y el uso de las instalaciones de la casa de estudios, que finalmente se sostiene y crece con el dinero de quienes pagan por ser formados para el mercado laboral, y no para saciar los apetitos megalómanos de un individuo. 

Gran deuda la que queda pendiente con la comunidad universitaria, es la de normar el manejo correcto que debe hacerse a las casas de estudios, a fin de que no termine siendo la guarida política de ningún facineroso. La competitividad y la calidad de la enseñanza debe ser la misión fundamental.


Escrito por

Ricardo Yturbe

#Política #Tributario #Municipal #Laboral #DefensaAlConsumidorYUsuarios #COmDig Twitter: @yturbe_ Instagram: @ryturbe Vine: Ricardo YTurbe


Publicado en

#PolíticamenteIncorrecto

Lo que menos te guste, es posible que lo encuentres acá.